Violencia Psicológica: ¿qué acciones tomar ante estos casos?

Por Mery Paulín 

Se le llama violencia psicológica a toda agresión realizada sin la intervención del contacto físico entre las personas. Es un fenómeno que se origina cuando una o más personas arremeten de manera verbal a otra u otras personas, ocasionando algún tipo de daño a nivel psicológico o emocional en las personas agredidas.

Este tipo de violencia se enfoca en la emisión de frases descalificadoras y humillantes que buscan desvalorizar a otro individuo. Esta es una de las razones por la cual la violencia psicológica es difícil de probar y manifestar, esta violencia es muy frecuente en ciertos contextos sociales: familiar, escolar, laboral, etc.

En el entorno familiar suelen generarse este tipo de violencia (de padres a hijos, o entre los padres). Ocasionando que la relación familiar se destruya.

Los especialistas en psicología estiman que esta clase de violencia es una de las más feroces formas de violencia ya que significa una agresión a la psiquis de la persona. En este sentido, si bien es cierto que un golpe puede dejar marcas visibles, una agresión verbal puede herir mucho más profundo en la razón o juicio de esa persona.

Características del maltratador psicológico 

Son individuos controladores y con bajo nivel de autoestima, la cual quiere aumentar, disminuyendo la de la persona a la que agrede.

  • Poca capacidad para gestionar sus propias emociones.
  • Generalmente, suelen ser personas amables con la mayoría de las personas, a excepción de su víctima.
  • Pueden presentar características psicopáticas (poca compasión hacia los otros) y pueden hasta llegar a tener creencias sobrevaloradas.
  • En ciertos casos, ellos mismos han sufrido de violencia psicológica, aunque el hecho de haber sido maltratado psicológicamente, no lo justifica que se convierta en un maltratador.
  • Su conducta hacia la víctima se caracteriza por el uso de todo tipo de amenazas (suicidio, abandono, etc.), gritos, malos gestos, tiene cambios inesperados de conducta, entre otras.

La violencia psicológica en el hogar se considera como un asunto privado, pero hoy en día es considerado un problema de salud pública y de derechos humanos. A continuación, se enumera una serie de recomendaciones para erradicar estar violencia:

  • Establecer límites en el matrimonio cuando empiezan a haber gritos e insultos.
  • Cuando se dé un problema tratar la forma de calmarse ya  que hay niños de por medio.
  • Saber que cada decisión que tomemos va a afectar de buena o mala forma a los niños y el resto de la familia.
  • Si ya se llegó a  un extremo en el que la violencia ya no solo es verbal sino física acudir a un centro de consejería para los afectados.
  • Denunciar cualquier abuso hacia un miembro de la familia.

Lamentablemente en Cuba, todos los años se cometen actos de violencia psicológica. Todos podemos referir, al menos un caso reciente: un familiar, una amiga, un vecino. Lamentablemente aún bastante resistencia de las víctimas por reconocerse como tal, algo que pone en riesgo su desarrollo pleno dentro de la familia, la comunidad y la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *