El embarazo en la adolescencia: un problema latente en Cuba

Por Yudelkis Guilarte

A inicios de este mes, los medios oficiales informaron sobre el aumento en el porcentaje de embarazos adolescentes en Cuba. Aunque no especificaron la cifra, llama la atención que este problema sea tratado por la prensa oficial.

Según el medio oficial Radio Rebelde son cifras alarmantes en las edades de 12 a 14 años, según la información de especialistas del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad de La 

Habana[1].

El problema del embarazo en la adolescencia no solo son el aumento de casos en los últimos años sino las diversas consecuencias para las adolescentes. Sus vidas cambian completamente, al no estar preparadas para enfrentar esta etapa y mucho menos brindarle la educación adecuada a ese hijo. Surgen conflictos y cambios en su familia, debido a que deberá recibir ayudarla y encaminarla hacia su futuro como madre, ya que parte del presupuesto normalmente destinado para los gastos del hogar, ahora deberán ser empleados para la llegada del nuevo integrante.

En algunos casos, la adolescente enfrentará la amarga y triste experiencia de realizarse un aborto para continuar sus estudios, que a corto o largo plazo les trae consecuencias negativas.

Las cifras de niñas embarazadas en Camagüey son realmente preocupantes, tal como lo revela el medio Periódico Cubano[2]. Según este medio, al menos 500 menores quedaron embarazadas antes de los 15 años de edad en lo que va del año.

Lo cierto es que el número de casos de adolescentes en estado de gestación es cada vez más alto. En la mayoría de los casos son embarazos no deseados y en ocasiones con riesgo para la vida de la menor, debido al grado de inmadurez de sus órganos reproductores.

Debemos tener en cuenta, además, los motivos que conducen a estas adolescentes a quedar embarazadas a temprana edad: falta de información, despreocupación y falta de confianza en el hogar, violaciones por parte de familiares o desconocidos, deseos de independisarse de la familia, la promiscuidad, entre otros. 

Para evitar que surgan más casos de embarazos adolescentes se debe crear líneas de ayuda o alternativas para frenar esta problemática que nos afecta de cerca a todos.  Debemos informar y educar a las adolescentes sobre los riesgos de un embarazo no deseado, sobre el uso de métodos anticonceptivos y acerca de la importancia de conozcan sus derechos sexuales y reproductivos.


[1]Radio Rebelde. Alertan en Cuba sobre el aumento del embarazo en adolescentes. Publicado el 5/9/19. Disponible en: http://www.radiorebelde.cu/noticia/alertan-cuba-sobre-aumento-embarazo-adolescentes-20190905/

[2]Periódico Cubano. En Camaguey al menos 500 niñas quedan embarazadas cada año. Publicado el 10/6/19. Disponible en: https://www.periodicocubano.com/en-camaguey-al-menos-500-ninas-quedan-embarazadas-cada-ano/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *