Mujer y derechos humanos

Por Yudelkis Guilarte.

Hay un tema de especial interés no solo para las mujeres sino también para los ciudadanos cubanos en general. El próximo 10 de diciembre se conmemora el Día de los Derechos Humanos.

Cuando en nuestra comunidad se habla de derechos humanos, lo primero en lo que se piensa es en salud y educación, porque eso es lo que abordan los diferentes medios de comunicación oficial de difusión nacional. Además de ser lo que se le ha inculcado a la población desde pequeños.

Hay mucha desinformación con respecto a la definición de derechos humanos en la isla. Unos piensan que se trata de una organización; otros piensan que son un grupo de activistas que promueven este tema, el mismo que es contrario a los ideales del régimen. Lo cierto es que es ni uno ni lo otro.

Los derechos humanos son todas aquellas libertades y garantías que poseen los seres humanos. Accedemos a estos sin distinción alguna por el simple hecho de ser personas. Por lo tanto, los derechos son inherentes al ser humano, pues se nacen con ellos. Son inalienables, es decir, que no se puede transferir de un individuo a otro. También, no se pueden suprimir bajo ninguna condición.

Lo esencial es que esta definición debería ser conocida por todos los ciudadanos cubanos. Conocer nuestros derechos nos permitiría que muchas veces estos no sean vulnerados por terceros, incluso por las autoridades que deberían ser las encargadas de que se respeten.

Como ciudadanos también estamos en el deber de conocer nuestros derechos, desde los fundamentales para que a futuro podamos defendernos y protegernos, y que no ocurran casos de discriminación o vulneración hacia activistas integrantes de las organizaciones independientes de la sociedad civil como son los casos de detenciones arbitrarias a personas que disienten de las ideas del régimen.

También, es importante que tanto los ciudadanos como los activistas de la sociedad civil independiente conozcan la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre. Entre los derechos, con respecto a mujer, destacamos los siguientes:

En el artículo I se menciona el derecho a la vida, a la libertad, a la seguridad e integridad de la persona; en el artículo II, el derecho a la igualdad ante la ley; en el artículo IV, el derecho de libertad de investigación, opinión, expresión y difusión; en el artículo V, el derecho a la protección a la honra, la reputación personal y la vida privada y familiar; en el artículo VI, el derecho a la constitución y a la protección de la familia; en el artículo VII, el derecho a la protección de la maternidad y a la infancia.

En cuanto al tema de detenciones arbitrarias, de la que han sido víctimas mujeres activistas de la sociedad civil independiente, el artículo XXV sostiene lo siguiente: “Nadie puede ser privado de su libertad sino en los casos y según las formas establecidas por las leyes preexistentes. Nadie puede ser detenido por incumplimiento de obligaciones de carácter netamente civil. Todo individuo que haya sido privado de su libertad tiene derecho a que el juez verifique sin demora la legalidad de la medida y a ser juzgado sin dilación injustificada, o, de lo contrario a ser puesto en libertad. Tiene derecho también a un tratamiento humano durante la privación de su libertad”.

Lo cierto es que más allá de lo que recoge la Declaración, en la isla en diversas ocasiones estos derechos son vulnerados.

Solo en noviembre se registraron 218 detenciones arbitrarias según informó el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH). En lo que va del año la cifra asciende a 2986 detenciones arbitrarias en la isla.

Mencionado previamente estas cifras, considero que es importante conocer lo que menciona la Declaración Americana y cuáles son los derechos que nos protegen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *