Cuba: violencia de género y feminicidios durante el COVID-19

Por Yudelkis Guilarte

Para nadie es un secreto que a lo largo de los años en Cuba se han cometido abusos, discriminaciones, hechos de violencia hacia la mujer y peor aún feminicidios. No existe en la isla una ley que protege a las mujeres de la violencia. Ellas, ahora en plena coyuntura del COVID-19, deben convivir más con los integrantes de su familia. Y existen varias mujeres que tendrán que estar más cerca de sus agresores, exponiéndose a incidentes de violencia doméstica que pueden acabar, de empeorar la situación, en tentativas de feminicidios o feminicidio.

Entre las justificaciones, que suelen nombrar los agresores, que pueden llevarlos a incurrir en actos de feminicidio, una de las comunes son los celos. Los hombres sospechan que la mujer siente amor o cariño por otro, o que ella prefiere otra persona en vez de él. El varón empieza a mostrar desconfianza hacia su pareja. Se comporta de forma obsesiva y agresiva.

Estos hombres abusivos y machistas piensan que la mujer tiene que atenderlo y, por lo tanto, satisfacer todas sus necesidades sin importar lo que sienta o necesite ella. También, existen aquellos hombres que llegan a obsesionarse con una mujer, independientemente de que la conozcan o no.

Asimismo, están aquellos hombres que para justificar la acción de este tan atroz hecho mencionan que padecer de enfermedades mentales.

Pero, ¿por qué muchas mujeres en Cuba pueden llegar a ser víctimas de feminicidio? Entre las distintas razones se pueden enumerar las siguientes:

  1. Temor por parte de la víctima de denunciar a su agresor ante las primeras señales de violencia, que si se dejan pasar por alto pueden terminar en feminicidio. Y que las llegan a denunciar a su agresor, paradójicamente, deben convivir con él, porque no hay una ley en la isla que incluya procedimientos para órdenes de alejamiento efectivas 
  2. Las Policía muchas veces considera los hechos de violencia como incidentes privados o íntimos que ocurren entre las parejas. También, la Policía no está capacitada adecuadamente para atender a las víctimas.
  3. La falta de centros especializados para la atención y acogida a mujeres que son víctimas de violencia de género. Muchas de ellas deben regresar a sus hogares y convivir con el agresor.
  4. Ante la inexistencia de una ley en Cuba que penalice la violencia de género y el feminicidio,el agresor se siente con el poder para abusar o maltratar a las mujeres. 

El feminicidio o el asesinato de mujeres debido a su condición de género es un acto inhumano. Quien lo comete no tiene justificación alguna. Para prevenir hechos de violencia de género se pueden llevar a cabo acciones para ayudar a mujeres víctimas, y así evitar en la medida de los posible que sean asesinadas:

Entre estas acciones se pueden implementar las siguientes:

La creación de un centro especializado encargado de atender a mujeres víctimas de violencia de género, que se muestren empáticas y dispuestas a ayudarlas. Ocurre que cuando una mujer en Cuba se dirige a la Policía, escuchan frases como “¿qué le habrás hecho?” o “Seguro te lo buscaste” , por parte de quienes deberían protegerlas.

En Cuba, también se requiere de leyes eficaces contra el agresor. Además de aplicarse medidas severas hacia el hombre o pareja que ejerza la violencia, se necesita que los operadores de justicia (policías, jueces y fiscales) estén capacitados en temas de derechos de la mujer.

Desde la sociedad civil también se deben realizar acciones para ayudar y orientar a las víctimas de violencia de género, sobre todo ahora que muchas de ellas permanecen aisladas socialmente en sus casas con su agresor. Desde la Red Defensora de los Asuntos de la Mujer (Redamu) continúa el compromiso de sus integrantes de defender los derechos de la mujer y atender en línea a toda mujer víctimas de violencia de género. Para ello, se ha puesto a su disposición las redes sociales* y el correo electrónico de la red redmujer18@gmail.com para orientarlas y ayudarlas ante cualquier hecho de violencia.

Hasta esta fecha, en medio de la coyuntura del COVID-19, los medios independientes cubanos han reportados dos casos de vulneración de los derechos de la mujer. El medio independiente ADN Cuba informó un feminicidio ocurrido en Las Tunas, el pasado 16 de abril. Se trata del segundo caso de feminicidio en el 2020. Se conoce que las víctimas fueron una mujer y sus dos hijas. En este caso el agresor fue el exesposo. También, este mismo medio reportó que dos niñas fueron abusadas sexualmente por dos policías. Este último caso ocurrió en La Habana. 

Hechos como estos demuestran cuán tan desprotegidas están las mujeres en Cuba, y que la ayuda desde Redamu será necesaria y oportuna, durante la pandemia del Coronavirus.

*Facebook: @RedamuC

 Twitter: @RedamuC  

Instagram: @redamucuba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *