Violencia económica, obstétrica y vicaria, vulneraciones hacia la mujer poco visibles en Cuba durante el COVID-19

Por Kirenia Flores

La mayoría de las mujeres cubanas no conoce sobre las leyes y tratados internacionales sobre derechos de la mujer que la protegen. De igual forma desconocen ciertos tipos de violencia que se pueden ejercer hacia ella: la económica, obstétrica y vicaria. 

Estos tipos de violencia pueden pasar desapercibidos para muchas mujeres durante el COVID-19, dado que existen muchas lagunas en lo que respecta a derechos humanos y violencia de género en Cuba.

Aparte de que las mujeres cubanas están más expuestas a la violencia doméstica durante el COVID-19, pueden ser víctimas de otros tipos de violencia, como las antes mencionadas. Conozcámoslas. Se define a la violencia económica como uno de los tantos mecanismos de control y manipulación por parte de los hombres hacia las mujeres, y un poco más reconocida que la obstétrica y la vicaria, aún el desconocimiento al respecto es abrumador. Una mujer es víctima de violencia doméstica, por ejemplo, cuando la pareja le prohíbe trabajar, le limitan a la mujer sus ingresos económicos, negarse el varón a asumirse gastos del hogar dejando que recaigan en la mujer, prohibirle la toma de decisiones económicas en el hogar, obligar a la mujer a rendir las cuentas de los gastos aún cuando los haya realizado con sus ingresos, entre otros.

Por otro lado, se entiende por violencia vicaria a situaciones en que se va a llevar a cabo algún tipo de agresión sobre una persona en sustitución de otra, la que sería el verdadero objetivo. En este tipo de violencia de género se suele emplear a terceros, como los hijos u otro familiar, con el propósito de agredir indirectamente a la mujer, y así causarle un perjuicio. Se visibiliza cuando se maltrata psicológicamente o golpea a los niños, con el fin de hacer sufrir a la mujer [1].

Puede que de los tres tipos de violencia que se han mencionado la violencia económica sea la más conocida, no sucede lo mismo con la violencia obstétrica, ya que casi siempre que hablemos de violencia hacia la mujer, podemos decir que nos enfocamos únicamente en el maltrato del hombre hacia la mujer (violencia física) o en los abusos sexuales, tipos de violencia igual de condenables.

Por violencia obstétrica se entiende aquella violencia que ejerce el personal de salud sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres, expresada en un trato deshumanizado, un abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales.  Esta constituye una de las tantas formas de violencia que sufren las mujeres en Cuba que deben ser más visibilizadas.

Este tipo de violencia no solo afecta a la mujer, sino también a su hijo durante el período de embarazo, parto y postparto[2]. Son manifestaciones de violencia obstétrica el tacto realizado por varias personas durante una revisión médica, el uso de fórceps para extraer al bebé, empujar el útero de las mujeres para forzar la salida del bebé, o cuando el personal de salud realiza un trato deshumanizado, emplea un lenguaje grosero durante el parto o postparto. También cuando se obliga a una mujer a someterse a una cesárea.

Se incluye también dentro de la violencia obstétrica a la esterilización forzada, es decir, realizar o provocar intencionalmente a la mujer, sin su consentimiento o sin haberle brindado información adecuada, un tratamiento médico o quirúrgico que tenga como propósito la privación de su capacidad biológica o reproductiva. Claro ejemplo de ello es cuando se emplean métodos anticonceptivos sin que las mujeres hayan otorgado su consentimiento.

Por tanto, la violencia hacia la mujer no solo es la que puede ejercer un hombre (ya sea hijo, vecino, pareja o expareja) sino incluso otra mujer o cualquier persona que atente contra la salud, el bienestar y los derechos de la mujer. 

En medio de la actual pandemia por el COVID-19 debemos estar más alertas contra cualquier forma de violencia hacia la mujer. Desde Redamu, organización independiente que promueve y defiende los derechos de la mujer en Cuba, se han puesto a disposición las redes sociales* y correo electrónico redmujer18@gmail.com para atender a cualquier mujer víctima de violencia de género.


[1] Concepto de violencia vicaria. Disponible en: https://psicologiaymente.com/forense/violencia-vicaria

[2] Concepto de violencia obstétrica. Disponible en: https://www.argentina.gob.ar/derechoshumanos/proteccion/violencia-obstetrica

Facebook: @RedamuC

 Twitter: @RedamuC  

Instagram: @redamucuba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *