En tiempos de COVID-19 aumenta la violencia doméstica en los hogares cubanos

Por Kirenia Flores

El COVID-19 ha llegado a afectar la situación económica del mundo. En el caso de Cuba, ha afectado sobre todo a poblaciones vulnerables como las mujeres. Con el COVID-19, se han intensificado la desigualdad de género entre varones y mujeres, así como la recarga de tareas domésticas para las cubanas. Todo ello sumando al incremento de la violencia en los hogares.

Por si no bastara con el trabajo y las responsabilidades en el hogar, muchas mujeres se ven obligadas a convivir más tiempo bajo el mismo techo que su agresor, esto como consecuencia de la medida del aislamiento social. Y aunque muchos se preguntan por qué estas mujeres soportan ese sufrimiento, la respuesta es el miedo de denunciar al agresor sumado a la falta de actuar de las autoridades y de medidas de protección eficaces para apoyar a las mujeres víctimas de violencia de género. Muchas víctimas no solo están amenazadas por su agresor, sino que ellas se encuentran en un ciclo de violencia, que parece no tener fin.  

Lo sorprendente de todo es que en Cuba no haya una ley contra la violencia de género. Aunque parezca increíble es cierto. Tampoco se cuenta con un Ministerio de la Mujer como si existen en otras sociedades latinoamericanas.

Un artículo publicado por Cubanet hace referencia que, en la actualidad, en el mundo entero se está señalando que la violencia doméstica se ha incrementado según se agrava la propagación del Coronavirus. 

Las mujeres cubanas deben enfrentarse a dos enemigos: uno invisible (el COVID-19) y otro visible: la violencia doméstica, que puede ser ejercida por el marido, novio, hermano u otro pariente[1].

Una investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) detalla los preocupantes efectos de la violencia en la salud física, sexual, reproductiva y mental de las mujeres: las mujeres que sufren abusos físicos o sexuales tienen el doble de probabilidad de abortar, y esa experiencia casi duplica la probabilidad de caer en la depresión. En algunas regiones del mundo, tienen 1,5 veces más probabilidades de contraer el VIH, y existen pruebas de que las mujeres agredidas sexualmente tienen 2,3 veces más probabilidades de sufrir alteraciones debidas al consumo de alcohol[2].

El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, expresó: “Sabemos que los confinamientos y las cuarentenas son esenciales para reducir el COVID-19. Pero pueden hacer que las mujeres se vean atrapadas con parejas abusivas, destacó el titular de la ONU.

Aunque las personas tenemos claro la situación actual de la mujer en todo el mundo, aún falta mucho por hacer al respecto. No basta solo con que se reconozca, sino que se debe actuar para que no sigan creciendo los índices de feminicidio y violencia doméstica e intrafamiliar. 

Como bien comentaba el medio digital Cubanet en su escrito: “La violencia contra las cubanas no es nada nuevo. Ni tampoco es nuevo el hecho de que tal violencia permanezca escondida, sub-reportada”[3].

Aún en Cuba no se han tomado medidas eficaces al respecto. Al régimen cubano solo le preocupa las indisciplinas sociales y quien salga a buscar alimentos sin la mascarilla. Para las autoridades no importa lo que le ocurre a las mujeres que son víctimas de violencia en reiteradas veces y en distintas modalidades. Tampoco les importa las dificultades que están atravesando las mujeres cubanas durante la pandemia

A una activista de la sociedad civil de Pinar del Rio, las autoridades policiales de su localidad le dieron una orden de advertencia por salir de casa a buscar alimentos. Ella tiene que mantener a sus tres hijos, a su abuela y a su madre (ambas personas mayores enfermas). Debido al aislamiento social, su actual pareja no puede visitarla mucho, por tanto, ella se ve obligada a salir de casa. A diferencia de algunos otros países, los cubanos deben enfrentar el desabastecimientos de productos básicos. 

Cada día en la isla es un infierno. La desesperación, el hambre y el miedo acecha. A pesar de todo allí están las mujeres cubanas y organizaciones defensoras de los derechos de la mujer apoyando en este momento a las mujeres víctimas de violencia. 


[1] Violencia doméstica en los tiempos de coronavirus. Artículo publicado por el medio digital Cubanet. Disponible en: https://www.cubanet.org/destacados/violencia-domestica-en-los-tiempos-de-coronavirus/

[2] Ante el aumento de la violencia doméstica por el coronavirus, Guterres llama a la paz en los hogares. Noticias ONU. Disponible en: https://news.un.org/es/story/2020/04/1472392  

[3] Violencia doméstica en los tiempos de coronavirus. Artículo publicado por el medio digital Cubanet. Disponible en: https://www.cubanet.org/destacados/violencia-domestica-en-los-tiempos-de-coronavirus/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *