La mujer y los problemas de su vida diaria en Cuba

Por Daudy Hermelo

El tema de los conflictos humanos en la sociedad cubana se desenvuelve en una zona de silencio y oscuridad. En el caso de la situación de las mujeres , hay un silencio por parte de las autoridades e instituciones cubanas que no visibilizan a las víctimas de violencia doméstica. Cuba no cuenta con estadísticas actuales de víctimas de violencia de género y feminicidios. En las noticias cubanas (medios oficiales) también hay un silencio sobre la situación real que viven las mujeres en la isla. 

Ante la falta de datos, a todos nos acecha la siguiente pregunta: ¿Qué ocurre realmente con la mujer cubana? 

En Cuba, hay una falta de  políticas públicas con perspectiva de género.  Las acciones del Gobierno poseen una perspectiva ideologizada que tiene como propósito destacar al régimen cubano más que realmente enfocarse o solucionar los problemas de la vida diaria del cubano. No existe una legislación específica, pese a la evidencia de casos de violencia de género y feminicidios en Cuba, que proteja a las mujeres cubanas de los agresores. Al parecer, los derechos de la mujer no importan para las autoridades. A pesar de que ha crecido la participación femenina en el mercado laboral, es notable aún la ausencia de mujeres en posiciones ejecutivas y de liderazgo, lo que aún demuestra que los cubanos todavían deben erradicar ciertos estereotipos de género relacionados con las mujeres.

Los esfuerzos emprendidos por mujeres y para ellas se han realizado a través de las instituciones oficiales. Las acciones dirigidas a la mujer desde los grupos u organizaciones de la sociedad civil independiente no son permitidas, al contrario se persigue y hostiga a las activistas de los derechos de la mujer.  

En el contexto familiar, mucho antes del brote del COVID-19, para la mujer cubana era motivo de preocupación el desabastecimiento de productos en el mercado, los problemas de violencia en el hogar, la falta de dinero, las irregularidades en el suministro de agua, el temor a una enfermedad por la escasez de medicinas, etc. Ahora todos estos problemas solo se han agravado durante la pandemia. 

La mujeres cubanas necesitan que las autoridades e instituciones respeten sus derechos. Necesita de espacios amplios y plurales de participación social y comunitaria. Necesita de leyes que las protejan ante hechos de violencia de género.

Las cubanas esperamos poder vivir en una sociedad en la que haya igualdad de género, políticas públicas con enfoque de género. Esperamos que se defiendan y promuevan los derechos de la mujer. Cuando se logre esto podremos hablar entonces de logros que de problemas en la vida diaria de las cubanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *