Violencia obstétrica: otra forma de vulneración a los derechos de la mujer

Por Daudy Hermelo.

En tiempos como los que estamos viviendo, basta abrir nuestras redes sociales y ver las noticias para enterarnos que en Cuba aún se siguen vulnerando los derechos de la mujer. En la isla se está viviendo tiempos difíciles y agobiantes agravado por la pandemia del Covid-19, sumado a la escasez de alimentos y productos de aseo.  Cada cubano enfrenta día a día distintas penurias, y las mujeres siguen siendo las más dentro y fuera de su hogar.

Elconfinamiento social, la falta de distintos tipos de productos ha ocasionado que la violencia doméstica, psicológica y física sea más visible en los hogares cubanos. La desesperación, la tristeza y el desamparo por parte de las instituciones que deberían proteger los derechos de la mujer las ha llevado a replantear sus vidas. Algunas mujeres deciden no tener una familia o simplemente si ya tienen un niño, no tener uno más.

Una de las vulneraciones que sufre la mujer cubana es la violencia obstétrica. Existen distintos testimonios de mujeres víctimas de este tipo de violencia. En uno de los talleres de sensibilización de la Red Defensora de los Asuntos de la Mujer (Redamu), la gestante Y.C. de 40 años comentó que durante su embarazo, considerado de alto riesgo por su edad, recibió malos tratos y atenciones por parte del personal de la salud. También, esta mujer que no siente seguridad hacia el personal de la salud de su país.

La violencia obstétrica, al igual que otro tipo de violencia en la isla, está naturalizada. Algunos hombres, e incluso mujeres, comentan que las mujeres nacieron para soportar todo esos dolores durante y después del embarazo. Este tipo de comentarios tan usuales hace que este tipo de violencia pase desapercibida para la población. Las mujeres gestantes aún pueden seguir siendo víctimas de este tipo vulneración.

La problemática de la violencia obstétrica en Cuba siempre no es reciente. A raíz del interés de las mujeres por promover sus derechos y exigir una vida libre de violencia se ha visibilizado este tipo de violencia. Se desconoce con exactitud el número de víctimas, algunas ni saben que lo son o han sido. Por su parte, las autoridades del país no han tomado las medidas necesarias para erradicar este problema que ha ocasionado bastantes daños a la salud de muchas mujeres cubanas. La Federación de Mujeres Cubanas (FMC), organización de masas afín al régimen de la isla, parece no interesarle proteger los derechos de la mujer, no realizan visitas a los hospitales, no se preocupan por la atención que reciben  las mujeres en los hospitales. En resumen, los intereses de esta organización están encaminados hacia otros objetivos que no tienen en cuenta la situación real de las mujeres cubanas. 

Las mujeres cubanas seguimos a merced de distintos agresores, ya sean nuestras parejas o las instituciones públicas. Las cubanas merecemos que se reconozcan y promueven los derechos de las mujer,  de gozar de una vida libre de violencia y discriminación. Como seres humanos reclamos nuestros derechos que nos merecemos.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *