¿A qué problemas se enfrentan las mujeres cubanas en su día a día?

Por Daudy Hermelo.

La realidad de las mujeres cubanas es difícil. En medio de la crisis sanitaria debido a la pandemia del Covid-19, sumada a la crisis económica que afecta tan crudamente al país, las mujeres deben enfrentar otros problemas, que hasta antes de la aparición del Coronavirus afectaban y aún afectan a las mujeres de la isla.

El principal problema es la falta de respeto y de promoción de los derechos de la mujer. Desde hace años, las mujeres cubanas vienen realizando actividades desde la sociedad civil para concienciar a los ciudadanos cubanos e integrantes de las organizaciones de la sociedad civil independiente cubana sobre la importancia de conocer y promover los derechos de la mujer y la igualdad de género. 

Las mujeres cubanas deben hacer frente día a día a problemas naturalizados en la sociedad cubana: el machismo arraigado aún en las familias, las instituciones de la isla y en gran parte de la sociedad cubana.

Otro de los problemas visibles en la sociedad cubana es la desigualdad de género, que se refleja en la vida laboral, en la esfera social y por supuesto dentro de las familias cubanas. Las mujeres deben encargarse en casa de cocinar, atender a sus parejas e hijos.  Toda la carga pesada ha recaído sobre la mujer. Aún existen mujeres que desconocen que son víctimas de violencia aún desconocidas como la económica, aparte de estar expuestas a  violencia doméstica, a maltratos psicológicos, abusos físicos e incluso sexuales. En ocasiones, estos hechos de violencia pueden escalar al punto de que las mujeres son asesinadas. En Cuba, el feminicidio o asesinato de mujeres aún no es considerado comu un delito en el Código Penal.

Según la Constitución de Cuba, en su artículo 85, se establece que “La violencia familiar, en cualquiera de sus manifestaciones, se considera destructiva de las personas implicadas, de las familias y de la sociedad, y es sancionada por la ley”. Pese a ello, el peso de la ley no recae sobre los agresores; las agredidas son revictimizadas. La policía, por su parte, aborda este problema como un asunto de parejas, en el que no se puede involucrar.

Por otro lado, la organización no gubernamental la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), afin a los intereses del régimen cubano, sostiene que en la isla existen un alrededor de 186 Casas de Orientación a la Mujer. Estas casas deberían proteger los derechos de la mujer, la igualdad de género y a orientar a mujeres frente a hechos de violencia. 

Hoy más que nunca, la mujer cubana necesita de la protección de sus derechos y que no esté más expuesta al riesgo de ser víctima de violencia de género. La prevención de la violencia hacia la mujer es actualmente un importante tema de trabajo en la sociedad civil  cubana, así como la promoción y defensa de sus derechos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *