Redamu expone situación de los derechos de la mujer en Cuba ante la CIDH

La Red Defensora de los Asuntos de la Mujer (Redamu) expuso hoy en la audiencia pública “Violencia de género y los derechos de las mujeres en Cuba” de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Sara Cuba, Kirenia Flores y Anabel Gutiérrez, activistas cubanas e integrantes de Redamu, dieron a conocer a los comisionados sobre las principales vulneraciones a los derechos de la mujer en su país.

Esta audiencia se desarrolló en el marco del 177º Periodo de Sesiones Virtual de la CIDH.

Las activistas  participaron de esta audiencia desde Cuba y expusieron ante el presidente de la CIDH, Joel Hernández, el Comisionado de la CIDH y relator para Cuba, Stuardo Ralón, y la Relatora de los Derechos de las Personas Mayores, Julissa Mantilla, las distintas vulneraciones a los derechos de la mujer.

La activista Sara Cuba, quien integra también la organización Cuba Independiente y Democrática (CID), explicó que las mujeres cubanas viven en una sociedad machista y basada en estereotipos de género. Señaló la inexistencia de información confiable por parte del Estado cubano en materia de derechos humanos y feminicidios. También detalló que las defensoras de los derechos de la mujer son víctimas de violencia institucional.

Sara Cuba señaló la falta de una ley integral para proteger a las mujeres cubanas frente a hechos de violencia, que las ciudadanas cubanas son discriminadas por razones políticas, de género y raza, así como las desigualdades de género de las mujeres afrodescendientes, Sostuvo que la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) es la única organización permitida por el régimen cubano para abordar asuntos de la mujer, y que esta organización solo responde a los intereses del Estado cubano.

Por su parte, Kirenia Flores, miembro de la plataforma social Juventud Activa Cuba Unida (Jacu), expusó sobre los principales casos de violencia hacia la mujer en Cuba, recopilados por las defensoras de la red. Entre ellos, casos de violencia sexual, obstétrica, tentativa de feminicidio, feminicidio, violencia intrafamiliar, violencia hacia las defensoras de derechos humanos, y casos de violencia de género durante el Covid-19. Detalló que en algunos de estos casos, los agresores son familliares, parejas o exparejas de las víctimas, y en otros casos la violencia fue ejercida por el personal médico cubano, la Policía y la Seguridad del Estado (SE). 

Flores sostuvo que otra de las violaciones de los derechos humanos de las defensoras y miembros de la sociedad civil independiente se ejerce a través de la aplicación del Decreto – Ley 370, que limita la libertad de expresión en la isla. El regímen cubano sanciona a aquellos ciudadanos que difunden información que el Estado considera que va en contra de los intereses del régimen socialista cubano. 

Por otro lado, Anabel Gutiérrez, integrante de Redamu, exhortó al Estado cubano a recabar data oficial sobre casos de violencia de género, con la finalidad de poder compilar información sobre la situación de violencia en el país; que el Estado cubano no promueva que existan beneficios penitenciarios para feminicidas o agresores sexuales en el Código Penal cubano; que las autoridades de la isla impulsen capacitaciones y talleres de sensibilización en derechos de la mujer y prevención de la violencia de género a operadores del sistema de justicia (policía, fiscalía, jueces), personal de salud, y periodistas; así como que el Estado cubano desista de prácticas como las detenciones arbitrarias hacia defensores de derechos humanos y que se proteja los derechos humanos de las defensoras y activistas opositoras cubanas.

El relator para Cuba, Stuardo Ralón, manifestó su preocupación por las vulneraciones sistemáticas a los derechos humanos y libertades en la isla, la falta de accionar del Estado cubano para proteger los derechos de la mujer. Felicitó a la Redamu por visibilizar la verdadera realidad de las mujeres en Cuba.

Por su parte, la relatora Julissa Mantilla destacó el trabajo de la red de documentar hechos de violencia de género. Asimismo, expresó el respaldo de la CIDH al trabajo que realizan las defensoras de los derechos humanos. Con respecto a la violencia obstétrica, señaló que este tipo de violencia es degradante y poco visibilizada cuando se discute sobre violencia hacia la mujer. 

Finalmente, el presidente de la CIDH, Joel Hernández, manifestó que la violencia de género es un tema que preocupa a la comisión. Expresó la valentía y coraje de las activistas por visibilizar la situación de los derechos de la mujer en Cuba. Además, expresó su apoyo por mejorar la situación de los derechos de la mujer. Indicó que la CIDH estará atenta a cualquier situación de riesgo a las que estén expuestas las defensoras de los derechos de la mujer en Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *