La situación de la mujer cubana en la actualidad

Por Yudelkis Guilarte

Acerquémonos un poco a la vida de la mujer cubana, para conocer como es su realidad en todas las esferas de su vida: como madre, esposa, trabajadora, en fin, como mujer.

Es cierto que en estos tiempos la mujer cumple un rol fundamental en la sociedad. Para nadie es un secreto que ella, en innumerables ocasiones y empezando por el hogar, es discriminada y no se respetan sus derechos.

Empecemos por casa. En Cuba, las mujeres que son víctimas de violencia de género son agredidas, principalmente por sus parejas. No todas conocen los diferentes tipos de violencia de la que pueden ser víctimas: la violencia física, verbal, psicológica, vicaria, etc. Percibimos que la mayoría de las mujeres no son capaces de denunciar a la persona que ejercen violencia por múltiples razones: ellas refieren que las leyes no son lo bastante rigurosas como para protegerlas, porque temen más represión y hasta ser víctimas de feminicidio. Esto solo por mencionar brevemente la situación en el hogar.

En el ámbito laboral, también son víctimas de discriminación por parte de algunos empleadores. Si es madre de niños pequeños, cabe la posibilidad de que los empleadores no decidan ofrecerles un trabajo porque en algún momento si se les enferma uno de sus hijos u otro familiar deberán responsabilizarse de su cuidado, y los empleadores no siempre están dispuestos a ofrecerles flexibilidad laboral. Debido a esta situación, las madres se quedan sin sustento para sus hijos o las vuelve dependientes económicamente de sus parejas o familiares.  

Existe también la posibilidad de que esta mujer sea una joven que no terminó sus estudios y se encuentra embarazada en estos momentos. Necesita un empleo para cubrir sus necesidades y las relacionadas al nacimiento de su bebé. A esta mujer no le será fácil conseguir empleo: ni en el sector público ni en el privado por su condición. En el lugar donde quiera pedir un empleo le calcularán el tiempo que le queda para solicitar la licencia de maternidad. Será poco probable que le brinden el puesto que pueda ocupar otra persona más capacitada para esa plaza.

No podemos dejar de mencionar el acoso laboral que existe en nuestro país: jefes inescrupulosos que acosan a las mujeres y las amenazan a cambio de que ellas mantengan su plaza o se beneficien de un ascenso laboral. Muchas mujeres callan ante estas situaciones y no los denuncian, convirtiendo su vida en un día a día insoportable por mantener su puesto de trabajo y ser independientes.

 Después de todo lo anteriormente mencionado, todos los días esta vida la mujer deberá regresar a casa y enfrentarse con otra realidad: atender a los hijos, su esposo, responsabilizarse de los quehaceres del hogar y de sus propias necesidades.

Por eso, debemos hacer un llamado a la reflexión y darnos cuenta cuán es el papel que desempeña la mujer cubana en nuestra sociedad. Debemos preguntarnos, ¿cómo podemos ayudarla? ¿son escuchadas sus necesidades y respetados sus derechos?

Lo cierto es que existen innumerables obstáculos que deben enfrentar para sobresalir en la sociedad por ser mujer. Sin embargo, pese a los problemas, por nuestra capacidad y fuerza de voluntad buscamos superarnos y exigir que se respeten nuestros derechos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *